jueves, 21 de marzo de 2013

LA REINA DEL SUR


Iba a hacerle una caricatura al presidente mexicano, Peña Nieto (al que me temo que van a intentar asesinar como a Kennedy), y me topé con el significado de las siglas de su partido eterno, el PRI. "Partido Revolucionario Institucional". Era esa "I" que yo daba por "Independente" o por "Igualdad" o por "Iberoamericano" o hasta por "Indígena". Pues no. "Revolucionario Institucional". Lo mismo que hablar de la efervescencia estable, el jolgorio moderado, el griterío tácito, la brutalidad circunspecta o el caos en orden alfabético... Pero por eso México es México. Y mola. Una gente que probó a emborracharse con lo que salía de un cactus merece un respeto. Y ahí es donde me ha venido la luz con el PSOE en Andalucía, nuestro México lindo y querido desde Río Grande / Despeñaperros abajo. ¿O no parece "Despeñaperros" una buena marca de tequila? Andalucía, que es ella misma la Revolución institucional, la Revolución con pachorra y la Siesta disidente donde lleva gobernando el PRI-PSOE desde que Alfonso Guerra /Benito Juárez se hizo con el corazón de los descamisados. Quitando los miles de asesinatos al año y los cárteles de la droga en la misma policía y en las instituciones, en Andalucía compartimos con México el gusto por los sombreros ridículos, las guitarras, los mariachis con rumbas, ligarnos de mala manera a las extranjeras... Y la corrupción. La mordida. La última con policía de tráfico untado (gafas de sol y chulería), la del patroncito Javier Guerrero, que ha vuelto a pasar la noche en el calabozo. Drogas, mujeres y alcohol (México, si muero lejos de ti) a cargo de las peonadas de Pancho Villa. Ni todos los comandantes Marcos que saldrán a las calles esta Semana Santa con sus pasamontañas ni todas las bandas de cristeros vestidas de domingo van a quitarle una sola portada a la Virgen de Guadalupe Griñán por los cientos de millones que se ha gastado el PRI PSOE en corridos, corridas y parrandas de jamón serrano distrayendo dinero del gobierno y de las subvenciones europeas. A su lado, lo del Zapata escalador del PP, Bárcenas, son unos tamales en Acapulco. La jueza Alaya ha hecho una redada en la hacienda y lo primero con que se ha encontrado es con la virgen de Murillo que pinto arriba. Una dolorosa. Inocente como una amapola. Roja como ella. Que se muera un pony si él era el jefe de los contrabandistas. Que se mueran dos ponys si dejó que pasaran por su cortijo todas las noches. Que se mueran tres ponys y Pablo Iglesias si el PRI PSOE no es ejemplo de honradez sin cocaína. La Reina del Sur, que es el libro que ha estado leyendo la guapa jueza mientras estaba malita.

3 comentarios:

  1. Despeñaperras, las del erario, claro. Y musho "blanco rosio" duquesa hija predilecta medalla de oro y ¡olé! Lo mismo, pero con palmas y batas.

    ResponderEliminar
  2. Pero que malo ERE...
    Tan `pronto como sale una del gobierno, nos ponen en la frente una de la oposición.
    (Será que los jueces son partidistas y el poder judicial no es independiente?)

    ResponderEliminar