viernes, 15 de septiembre de 2017

SILVIO FERNÁNDEZ MELGAREJO FOR PRESIDENT


Una revelación. Silvio Fernández Melgarejo. SILVIO. Un disparate sevillano con micrófono, cigarrito y cubata. Rock, copla y canciones italianas en una macedonia delirante. Una vez pidió un anticipo al dueño del local donde iba a actuar con su banda (en Almonte) y acto seguido desapareció. Los colegas lo buscaron por todas partes temiéndose lo peor: que se hubiera pulido la pasta en alcohol. Lo encontraron en la feria. Estaba sobrio. Se había gastado las 30.000 pesetas en comprarles fichas para los coches de choque a todos los niños. Aquí, una de sus canciones. Margarita Marguerot. Por Youtube un montón más y alguna entrevista /despropósito. Betis, Aunque tú no seas virgen, Rezaré... O "rezarei", como él dice. Merece mucho la pena irse un rato de excursión con el personaje. SILVIO a secas, para sus fans. Una leyenda que me había estado perdiendo hasta ahora. Y miles de anécdotas que cuentan sus amigos y los que lo conocieron. Parece ser que se arrancó en cierta ocasión a cantarle una saeta completamente borracho al Cristo del Silencio (o algo así). Un sacrilegio entre los sevillanos, que empalmaron navajas, apartaron a los niños y se prepararon para lo peor. Es que Silvio había comenzado gritando: "¡Arrivederci, mio Cristo!" en el tono exacto de la saeta más ortodoxa... Después de un silencio terrorífico, lo siguiente que cantó fue: "¡Malditos romanos!". Y ahí, una manta de estupefacción y suelta de carcajadas en plena Semana Santa sevillana, con su olor a cera derretida y las neuronas de algún nazareno de la cofradía tácita también... La caricaturilla de arriba es para vosotros: Germán y María José. Gracias por el descubrimiento. SILVIO. Inventó la rima implícita (alguien debería de bautizar esto) con estos versos: "Aunque no seas virgen// y tampoco yo lo sea...// San José... ". Y en la canción de homenaje al Betis (¡Él, que era del Sevilla a muerte y obligaba a los taxistas a pararse delante del escudo del Sánchez-Pizjuan!) la figura del rey... Don San Fernando... De flipar y me pido lo mismo que haya estado bebiendo... Un auténtico mundo aparte. Y ahora que lo pienso, de madre gitana, padre del ABC y cantando en italiano de la playa, yo creo que habría sido un buen president de consenso para la nueva república catalana que se avecina. Incluso cadáver sonriente.