sábado, 30 de julio de 2016

MARÍA FRISA: ALGUNAS IDEAS PARA CENSURAR MEJOR


María Frisa, autora de "75 Consejos Para Sobrevivir en el Colegio". Vale, una caricatura un poquito idealizada. Le he quitado años y la he puesto más guapa. Es mi blog y es mi pincel y es mi estado de ánimo. No he pintado crucifijos porque la mujer ha logrado escapar a tiempo, aunque todavía se oyen los martillazos de los carpinteros romanos. España está llenita de carpinteros freelance de los romanos. Unos veinte mil que piden por escrito que se retire la obra de las librerías y que a su escritora la coloquen unos cincuenta años de ejercicios espirituales en el Monasterio de Ñoñería de las Dueñas, de fundación feminista y ultra bien pensante. El libro en cuestión es una obra de ficción, pero a las Dueñas y sus Consortes les da lo mismo. Que si hay ofensa contra los que sufren acoso escolar, que si es machista, y que no está impreso mirando a la Meca de la Igualdad de Género, Loado sea Di@s. La mujer ha intentado aclarar que su protagonista, Sarita, no es una persona, sino un personaje, y que como tal personaje en una obra de ficción ya puede venir Moisesa con los Tablos de la Leya que a un escritor no le enmienda el personaje ni lo que diga el personaje nadie más que la inspiración. Otra cosa es el editor (ole por Alfaguara, que la apoya a muerte), la crítica literaria o la respuesta del público en cuanto a las ventas, pero la ficción es la ficción, y es soberana en su reino de mentiras, ocurrencias, invenciones y fantasías. Hay quien vive de eso y para eso y la realidad NOS importa casi una mierda. Pero también hay quienes viven de dar por saco porque la imaginación no les llega para discernir una cosa de la otra, básicamente porque ni leen ni les gusta la gente que lee. Son los que no leen ni un libro al año y están dispuestos a seguir bajando la cifra, esto es, si yo no leo nada, todavía voy a leer menos porque me basta con un twitt acusador para comprender la obra entera y saber que es perniciosa para nuestra moral de borregos con calcetines de marca... Así que la retiro del mercado. O lo intento. Y este año leo "Menos un Libro". Este es el patio y estos son los geranios. No solo que un novelista viejo no pueda ganar dinero con sus libros (prohibido por ley, actualmente), sino que ay cómo ofendas a alguien en mitad de tu carrera. En el caso de María Frisa, los ofendidos son al parecer los niños acosados, esos que no saben distinguir un huevo de una tableta de chocolate, los pobrecillos, y necesitan que todos los ñoños, pazguatos, tiquismiquis, puritanos, mojigatos, pacatos, remilgados y gazmoños de este país les defiendan de una obrita de ficción malencarada y sarcástica. Ni por flores. No se lo creen ni ellos, pero tienen tiempo libre y lo gastan. Por mi parte,  yo estoy con lo que decía ya en el siglo X el alumno más destacado de Almutamid de Córdoba, Almutacid de Arriate: "Que les den mucho por culo". Ya se me podrá argumentar en contra que sus opiniones también son válidas o que si el criterio didáctico o que si la fragilidad de la infancia... Repito la frase de Almutacid. Y lo que dije más arriba: La ficción es soberana. Por esta regla de tres de los censores, habría que retirar de las librerías alguna que otra obrita menor de la literatura por apología o defensa de ciertas conductas inapropiadas para la convivencia. Las hayan leído o no estos señores ("Menos un libro al año" son muchos libros no leídos, llegados a una edad), quiero darles algunas ideas para que las retiren de las librerías y bibliotecas, si no las tienen ellos en mente ya, que tampoco sería de extrañar. Aquí van las obritas y los criterios para su oportuna retirada, censura y/o quema en la plaza pública. Habráse visto...

"Tom Sawyer ", de Mark Twain: Desobediencia infantil, racismo.
"Don Quijote de la Mancha", de Miguel de Cervantes: Apología del Alzheimer.
"Matar a un Ruiseñor", de Harper Lee.: Vandalismo (y que Harper leía).
"Lolita", de Nabokov: Abuso de menores.
"La Odisea", de Homero: Inmigración ilegal.
"El Alcalde de Zalamea", de Calderón de la Barca: Atentado contra la Autoridad.
"Moby Dick", de Herman Melville: Matanza de ballenas.
"Tarzán de los Monos", de Burroughs: Maltrato animal para festejos.
"Cien Años de Soledad", de García Márquez: Apología del Autismo.
"La Divina Comedia", de Dante: Necrofilia.
"El Principito", de Saint Exupery: Proselitismo.
"La Metamorfosis", de Kafka: Suplantación de identidad.
"El Capital", de Karl Marx: Incitación a la insurgencia civil.
"Hamlet", de William Shakespeare: Profanación de tumbas.
"Crimen y Castigo", de Dostoievski: Incitación al asesinato.
"Cinco Horas con Mario", de Delibes: Necrofilia.
"La Santa Biblia", de Dios: Canibalismo, Incesto, Homofobia, Machismo.
"Los Miserables", de Victor Hugo: Desobediencia civil.
"El Lazarillo de Tormes", anónimo: Delincuencia juvenil.
"Alicia en el País de las Maravillas", de Lewis Carroll: Ludopatía. Consumo de drogas.
"Drácula", de Bram Stoker: Apología del dopaje.
"Un Tranvía llamado Deseo", de Tennessee Williams: Acoso sexual en transporte público.
"La Gata sobre el Tejado de Zinc Caliente", también de Tennessee Williams: Maltrato animal.
"París era una Fiesta", de Ernest Hemingway: Apología del alcoholismo.
"Bajo el Volcán", de Malcom Lowry: Apología del alcoholismo, de las drogas y del Parkinson.
"En el Camino", de Kerouac: Enaltecimiento de la mendicidad y el vagabundeo.
"El Hombre sin Atributos", Robert Musil: Apología de la disfunción eréctil.
"Informe sobre Ciegos", de Ernesto Sábato: Maltrato de invidentes.
"Rayuela", de Julio Cortázar: Incitación a las pintadas callejeras.
"Trópico de Cáncer", de Henry Miller: Pornografía. Primeros Ninis. La Generación Perdida.
"Madame Bovary", de Flaubert: Incitación al adulterio.
"Los Viajes de Gulliver", de Jonathan Swift: Inmigración ilegal.
"La Náusea", de Sartre: Incitación al suicidio.
"Frankestein", de Mary Shelley: Profanación de tumbas.
"La Celestina", de Fernando de Rojas: Proxenetismo.
"Conversación en la Catedral", de Vargas Llosa: Incitación al odio religioso.
"Un Mundo Feliz", de Aldous Huxley: Apología de las drogas.
"Rebelión en la Granja", de George Orwell: Enaltecimiento del terrorismo.
"Crónicas Marcianas", de Ray Bradbury: Absentismo Laboral.
"Rojo y Negro", de Stendhal: Incitación al odio racial.
"La Isla del Tesoro", de Stevenson: Apología de la piratería.
"Pedro Páramo", de Juan Rulfo: Necrofilia, espiritismo.
"La Vida es Sueño", de Calderón de la Barca: Absentismo laboral.
"Tiempo de Silencio", de Luis Martín Santos: Maltrato de sordomudos. Medicina ilegal.
"Romancero Gitano", de García Lorca: Incitación al odio racial.
"Robinson Crusoe", de Defoe: Absentismo laboral.
"Yo, Robot", de Isaac Asimov: Apología de la esclavitud.
"El Jugador", de Fiodor Dostoievski: Ludopatía.
"Una Temporada en el Infierno", de Rimbaud: absentismo laboral.
"Don Juan Tenorio", de Zorrilla: Acoso Sexual y Violencia de Género.
"La Saga Fuga de J.B.", de Torrente Ballester: Alcoholismo.
"El Origen de las Especies", de Darwin: Maltrato animal.
"Las Uvas de la Ira", de Steinbeck: Alcoholismo.
"Prometeo Encadenado", de Esquilo: Apología de la esclavitud.
"Luces de Bohemia", de Valle Inclán: Alcoholismo y maltrato de esperpentos.
"Fortunata y Jacinta", de Galdós: Lesbianismo.
"En Busca del Tiempo Perdido", de Proust: Absentismo laboral.
"El Señor de los Anillos", de Tolkien: Incitación al Consumismo.
"El Proceso", de Kafka: Ofensa contra el honor de los funcionarios.
"La Conjura de los Necios", de Kennedy Toole: Maltrato de discapacitados.
"El Buscón", de Quevedo: Pornografía masculina.
"El Tambor de Hojalata", de Günter Grass: Contaminación acústica.
"El Ruido y la Furia", de Faulkner: Contaminación acústica.
"Canto General", de Neruda: Contaminación acústica.
"Marinero en Tierra", de Alberti: Absentismo laboral.
"La Hoguera de las Vanidades", de Tom Wolfe: Piromanía.
"Platero y Yo", de Juan Ramón Jiménez: Zoofilia.
"Guerra y Paz", de Tolstoi: Maltrato de bipolares.
"Las Ilusiones Perdidas", de Balzac: Incitación al absentismo laboral.
"Las Enseñanzas de Don Juan", de Castaneda: Apología de las drogas, absentismo escolar.


Estamos contigo, María.
Se aceptan aportaciones para este donoso escrutinio de obras de ficción censurables de toda censuración. Yo me lo he pasado pipa.
Un apoyo de Elvira Lindo. Con su Manolito sabe de lo que habla.

viernes, 29 de julio de 2016

jueves, 28 de julio de 2016

miércoles, 27 de julio de 2016

QUÉ DIFÍCIL ES SER AMERICANO


Imagínate en la tesitura de tener que votar al payaso loco (Trump) o a la de arriba (La Señora de Clinton). Sin duda a la de arriba, aunque la mujer no controle su cara y sea una liberticida manifiesta. Como si aquí sólo tuviéramos la opción de votar a Esperanza Aguirre o a Pocholo. Qué difícil es ser americano de USA, chaval... 

martes, 26 de julio de 2016

lunes, 25 de julio de 2016

sábado, 23 de julio de 2016

EL HIELO ES UN ARMA DE FUEGO CONTRA EL SOL CRIMINAL


El año pasado por estas fechas andaba regalando cubitos de hielo. Con la caló de estos días (la gente se refrescaba en los asadores de pollos y viendo Lawrence de Arabia), ni me he acordado de que tenía lacitos y paralelepípedos de agua dura para todos. El regalo más efímero del mundo porque es lábil, esto es, que la palma en condiciones ambientales "normales". En tiempos, las parejas esquimales se los regalaban entre ellos en señal de amor eterno. Actualmente, y a causa del cambio climático, se los siguen regalando, pero como quien regala una experiencia. Ahí va de todas maneras el cubito. Y recordad: a partir de los cuarenta grados el gintónic se hace gas de helio y se te pone voz de tonto. 

viernes, 22 de julio de 2016

ER DO GAN ("YES WE CAN", EN TURCO)


1. Queda inaugurada la Escuela Turca para Reprimir Golpes de Estado. Se llamará Autoescuela Erdogán. Todo aquel que la llame Autogolpe será fusilado.

2. Los ciudadanos turcos serán divididos en dos clases: a) Los que apoyaron el golpe de estado, y b) Los que lo apoyaron por omisión. Omisión ha sido detenido ya, así que abandonad toda esperanza o seréis fusilados.

3. La palabra "PURGA" sólo será admitida en su acepción andaluza, de modo que todo el que se rasque en público, en privado o por escrito será fusilado.

4. De no cesar la presión internacional para el restablecimiento de la Democracia en nuestro país, daremos instrucciones a todos los kebabs del mundo para que los hagan más humanitarios, a vuestro gusto occidental... Si no sabéis distinguir la carne de cordero de la carne de pollo, tampoco sabréis distinguir la carne de opositor.

5. No respetamos la Convención Europea de Derechos Humanos ni la Convención de Ginebra porque no son textos sagrados. Además, El Corán prohíbe expresamente el alcohol, listillos.

jueves, 21 de julio de 2016

DE LA DAMA DE HIERRO A LA DAMA DEL RASTRILLO


A la nueva primera ministra británica, Theresa May (arriba), no le gustan los inmigrantes, no le gustan los "moros", no le gustan los sindicatos y, ahora, no le gusta la Unión Europea. Por esos hobbies de odio suyos, deduzco que tampoco le gusta la libertad de los demás o que la gente se niegue tercamente a pasar hambre. Pero a lo que iba: cuando me interesé por su careto en Google mi sorpresa fue tremenda. ¡El fenotipo! En la cara, en la boca, en la sonrisa... Ese tipo de sonrisa hiriente y esforzada que llevamos viendo por aquí en todas las bocas de las marquesas, señoronas y fascistas de los rastrillos del barrio de Salamanca cada vez que les arriman una cámara y luego son unas alimañas como para hacerles un infierno aparte. Después de Margaret Thatcher, la segunda perra del demonio que les toca a los ingleses. Lo arreglarán con alcohol, como siempre. La San Miguel está aumentando la producción a marchas forzadas. Que no les falte una buena toña de consuelo a esos pobreticos cuando les busquen las vueltas para la segunda guerra de las Malvinas, sea donde sea.

miércoles, 20 de julio de 2016

ASIGNANDO SILLONES A TODA PRISA EN EL CONGRESO


Aquí podéis leer toda la información sobre los tronos y las aguas a los que aludo...

Gracias a los chicos de Editanding
que me han facilitado la poltrona.

ENALTECIMIENTO DE LA CORRUPCIÓN


martes, 19 de julio de 2016

SIN NINGÚN SARCASMO


El dogma de la Libertad de Expresión no debería andar en las pesadillas de los fiscales ni de la policía. Tampoco en los sueños de ningún "colectivo de víctimas" de algo. Todo lo más en las plazas, en los bares, en la calle. Mi derecho a cagarme en tu puta madre y en lo que piensas, y el tuyo en vicemierda: gana el que mejor se exprese, el que más alto se exprese, o el que más talento tenga... O gana el que mejor impida que yo me exprese, el que más alto impida que yo me exprese, o el que reparta hostias con más talento para que yo no me exprese y quede impedido algún tiempo para abrir la boca o para mear de pie. Libertad absoluta entre el emisor y el receptor con un mensajito de por medio. Yo digo lo que me da la gana y luego ya depende del público, oyes... Pero si yo escribo (y publico) la fórmula de una bomba de carburo, probablemente estoy en mi derecho divulgativo y científico de explicar el metabolismo y el afán de un detonante cabrón o de un principio químico desagradable -¿alguien se atrevería a censurarme cuando estoy hablando de principios?-, pero a lo mejor no paso a la historia de la literatura con ese texto. César Strawberry (arriba) tampoco pasará a la historia del humor con sus twits rabiosos y de mala baba, pero de ahí a que haya enaltecimiento del terrorismo... Es lo mismo que hacen los curas con la masturbación, que es pecado mortal, y luego son ellos los que violan monaguillos. Así que apartad vuestras sucias manos de la libertad. O bajaros de los altares y veniros a nuestros bares para que nos podamos expresar libremente. Y la policía que deje las pistolas fuera. A ver qué pasa. Y otra cosa: hay más enaltecimiento del terrorismo en cualquiera de las páginas que ha publicado el gobierno del PP en el B.O.E. estos últimos años (Amnistía fiscal, recortes en sanidad, reforma laboral, etc., etc.) que en los twits por los que se pide la cárcel para Strawberry o Zapata. Sin ningún sarcasmo.


Útima hora: ¡Strawberry absuelto!

lunes, 18 de julio de 2016

LO QUE LE HACÍA FALTA A ANA PASTOR...


Una maza.




Efectivamente, también le faltaba a la mujer esta foto "institucional" tan reveladora:
su besamanos con el empresario Villar Mir.

LA GUERRA CIVIL AUMENTADA


18 de Julio. Un día para ponerse a los Clash de gotero. Y con los huesos que quedan enterrados en las cunetas montar un lego gigantesco con la cara de García Lorca. "¡Un pokemon!" Lo que viene siendo la guerra civil aumentada de estos últimos años. Canjea tus puntos de inequidad en el IBEX 35. España sube pero tú no. Feliz alzamiento, hijos de la gran puta.

domingo, 17 de julio de 2016

POBRE DON ANTONIO


Ayer me encontré un libro abandonado en la calle. Tirado junto a un contenedor. De Machado, sí. Proverbios y cantares. Un libro de Don Antonio Machado. Como una paloma aplastada por un coche, como un paquete vacío de tabaco, como una lata vacía de cerveza. Un libro por el que yo habría matado de pequeño. Un tesoro despreciado por su condición de "libro". No es que ya nadie lea, es que ya nadie respeta lo escrito. Nos vamos a la mierda. Como casa de putas y como país.

"El hombre es por natura la bestia paradójica, un animal absurdo que necesita lógica"


jueves, 14 de julio de 2016

LOS CATORCE DE JULIO SON SIEMPRE FRANCESES


Se me afrancesa esta fecha desde que tengo uso histórico de los datos. No sé cómo me explicaron de pequeño la Toma de la Bastilla que se me quedó en el corazón como la gesta épica y romántica más hermosa. El avenate que prende toda revolución. 14 de Julio de 1789. Chúpate ésa, Antiguo Régimen. Así que los catorce de julio pienso en francés. De ahí que me haya acordado de Buster Keaton (!)... Rodeado por sus amigos en el lecho de muerte y por lo "expresivo" que era él, impávido y con los ojos cerrados, parecía que ya todo había terminado irremediablemente. Uno de sus amigos ellos le pidió a otro que comprobara su muerte tocándole los pies. "Nada más morir, a los muertos se les quedan los pies fríos", dijo (más o menos). Y Buster Keaton, que todavía no había muerto y estaba escuchando, soltó las que fueron sus últimas palabras: "A Juana de Arco no". Arriba, la foto de su estatua en París. La saqué así de malamente el año pasado. ¡Vive la France!

sábado, 9 de julio de 2016

UN SABIO ANDALUSÍ



El gran Almutamid de Córdoba dejó una buena cantidad de proverbios durante el califato de Abderramán III. Los estudiosos de la filosofía de la época han omitido sus escritos en el ranking de los señeros por su cercanía a los libros de autoayuda (de derecha a izquierda) y la complejidad de su ontología de andar por casa, pero yo he pasado noches muy buenas cantando esos proverbios en karaoke. Aquí tenéis una primera entrega.

 Miraremos pasmados el vuelo del gorrión sobre nuestras cabezas, pero el guerrero sabio no abrirá mucho la boca.

Desconfía del contento de tu mujer. En la batalla, todo lo que venga silbando es malo.

Es dulce el tesoro de los amigos, pero también es dulce el tuyo. Cambiad las cerraduras de vez en cuando.

Sueña la gacela con pestañas más largas. El león, con gacelas de piernas más cortas.

Bebe de las fuentes de la sabiduría y de la tradición, pero déjate de tonterías en el desierto.

A los ojos de la mujer buena, el marido es incomparable, pero éste le regalará una yegua.

El ratoncillo de campo se maravillará de la flor silvestre, pero el halcón tiene una visión más general.

Admirarás las virtudes de tu esposa, pero no te probarás su ropa.

Respetarás las arrugas de los ancianos e imitarás sus costumbres, pero en el combate te moverás algo más rápido.

Honra a tus suegros, pero engrasa el puente levadizo.

El rayo fulmina por igual a guerreros y a árboles, pero tu mujer se reirá más en tu caso.

Si arrojas una gallina desde la almena, planeará. Si arrojas una bolsa de oro, planeará tu mujer.

Oirás con valentía el tambor del enemigo en la distancia. Si oyes más tambores, ya puedes hacer lo que creas más conveniente...

La mansedumbre es virtud divina, pero no llores cuando pregunten por el señor del castillo y salga tu mujer.

Caballo comprado en mayo, verano de relinchos, pero la trucha no tendrá nunca una sartén en su casa.

Si mandas a tus siervos a plantar arroz, al año siguiente te preguntarán por el pollo. Mándalos a plantar pollos y te mirarán raro.

No castrarás a todos los varones de tu castillo para preservar la virtud de tu esposa, pero pensarás en lo mucho que mejorará el coro de la iglesia.

Si tu mujer quemó vuestro cuadro de nupcias, tú no pondrás los camafeos de ella y de tus hijos entre las orejas de tu caballo.

Una mala cosecha de patatas no traerá más piernas de cordero a la fuente.

Consulta a los magos antes de la batalla, pero, sobre todo, cuenta a tus hombres.

Alá, en su sabiduría, hizo el barrizal y los carros. El hombre, en su sabiduría, los junta.

Darás uvas cuando te pidan vino y darás consejos financieros cuando te pidan dinero, pero ese día correrás más que otros.

Serás hospitalario con el viajero cansado, pero te rascarás la barbilla cuando se dirija al dormitorio de tu mujer.

Si tu mujer pronuncia en sueños el nombre de otro, perdónala. Si tu mujer pronuncia trescientos nombres distintos en la misma noche, deja las cruzadas.

Alá es grande y cuidará del buen creyente y de sus bienes. Con todo, ata tu camello.

miércoles, 6 de julio de 2016

COMO SIEMPRE CON "EL JUEVES", UN MIÉRCOLES



Y una portadilla de réplica, que también tiene su mala leche...


Pero sí, llamar "mínimamente" gilipollas a quien a votado a favor de los asesinos y de los ladrones me sigue pareciendo demasiado suave...

martes, 5 de julio de 2016

MI DIBUJANTE: EDMOND BAUDOIN


 Y a cada día que pasa, más.

lunes, 4 de julio de 2016

"LAS HUMANIDADES FABRICAN INÚTILES", UN ARTÍCULO EXQUISITO



Las humanidades fabrican inútiles

Por ALEJANDRO PRADA VÁZQUEZ
Las humanidades fabrican inútiles, todo el mundo lo sabe. Por eso, avergüéncense de sus hijos, de las amistades que se hayan podido formar o estén formándose en alguna de esas disciplinas    intempestivas. Avergoncémonos todos de esta persistencia que mantienen algunos en lo que ya no es civilizado: hoy, ahora, ya mismo, la única manera de no ser un salvaje es perseguir el éxito, y su medida no es otra que la cantidad de monedas y billetes que se puedan acumular con la mayor presteza posible. ¿Qué produce un filósofo o un historiador del arte, qué riqueza genera para sí o para la sociedad? Ya hemos comprobado que si algo avanza a contrapelo del negocio es que ese algo es intrascendente. Por otro lado, el pensamiento político, independientemente de su color, pone su énfasis sin dilación, su centralidad misma, en el deseo económico de las personas civilizadas y, ¿acaso puede equivocarse el pensamiento político tan rotundamente?
Todos contamos en la familia o entre nuestros amigos con este tipo de gente que se desliga inconscientemente (esperemos) de la civilización, que persisten en lo que únicamente son vestigios para despreocupados. Aceptemos de una vez por todas que las humanidades son un conjunto de disciplinas desfasadas, accesorias e intrascendentes, útiles para lo inútil (el doble de inútiles por tanto), encargadas de adherir a lo esencial de la cultura sutilezas innecesarias: hemos asumido para nuestro bien que la cultura sólo es tal en cuanto no implica esfuerzo y que nada tiene que ver con reflexiones abstrusas sobre asuntos que no resultan rentables. Ya basta de esa tendencia arcaica que consiste en ocuparse de bagatelas históricas, como hacen estos nuevos salvajes, de desentrañar las variaciones que una palabra haya podido sufrir desde que fue utilizada por primera vez, de hacerse preguntas sobre un cuadro que tiene tres colores y medio. Lo humano ahora es distinto: hemos pasado de la especulación y el interés por el saber a la feliz y necesaria constatación de que en pleno siglo XXI podemos vivir sin Cervantes o Velázquez, pero no sin dinero.
El mito del buen salvaje se materializa de alguna forma en ellos y nosotros,desde la cumbre de la evolución, los aceptamos con la condescendencia que nos merece cualquier recóndita tribu. Les hemos dejado actuar y sentirse respaldados (puede que más de lo necesario) porque sabemos que podemos extinguirlos, hundir su vida selvática, quemar sus chozas de razón y rasgar sus vestimentas de palabras en el instante que nos convenga. ¿Qué es hoy nuestra historia sino la tácita batalla contra el pensamiento que no genera riquezas inmediatas? Esta conflagración es un enterramiento tolerado y ya nadie se engaña o asusta al constatarlo. Nuestro tiempo, un tiempo en el que tintinean las fortunas y no cesa la producción, no está para cargar con las veleidades del conocimiento, con esta retahíla de enamorados de lo que ha muerto.
Estos niños y niñas de la imprenta que aún parecen avanzar a cuatro patas no sabrán ponerse en pie por sí mismos y discurrir al paso bípedo que marca la civilización. Por ello es fundamental reconducirlos, hacerlos virar hacia el futuro lo antes posible, y trabajar para que no surjan de nuevo en nuestros sistemas educativos. Se hace obvio entonces que no parece suficiente reducir las horas de estas asignaturas en los colegios. Ante todo, sería necesario comunicar al alumnado, desde el comienzo de su educación, las razones por las que semejante tipo de disciplinas resultan perniciosas para el devenir de nuestras sociedades y para su propio destino. La elaboración de un breve Manual contra las Humanidades, en el que se argumentase implacablemente contra ellas, se torna  insoslayable mientras éstas pervivan. Así, en pocas generaciones podríamos arrancarle    definitivamente la voz a lo extemporáneo. Si existe un deber político para nuestro tiempo, social también, es el de inspirar un modo de vida que permita la supervivencia de nuestros valores y caprichos, unos valores y caprichos que son el dorado fruto de dar cumplimiento a nuestras pragmáticas aspiraciones.
Un estudiante de humanidades, una investigadora perteneciente a cualquiera de estas periclitadas disciplinas, al igual que sus docentes en trance de ser merecidamente fosilizados, están más cerca del museo que del bien común.
En todo caso, lo más vergonzoso para nosotros es que tanto ellas como ellos, los jóvenes de hoy, herederos del salvajismo que hoy representan las humanidades, persisten con vano estoicismo en mantenerse inútiles, recorridos siempre por esa determinación que sólo tienen en los ojos los locos y los inconscientes, en mostrarse optimistas a pesar de que difícilmente podrán encontrar un trabajo de lo suyo, sabiendo que probablemente se hayan esforzado para nada. Así que si pueden abofetéenlos, sáquenlos ya de su sueño infantil e inútil y pónganlos a vivir para el éxito. Luego congratúlense, porque con ese acto civilizatorio ya podrán ustedes considerarse absolutamente civilizados.

Muchas gracias, Don Alejandro.
Aquí, el enlace de EL PAÍS, donde se ha publicado esta maravilla de artículo.

viernes, 1 de julio de 2016

LOS HIJOS BASTARDOS DE HARPO


Entre el tipo de arriba, Boris Johnson, y Donald Trump, la política internacional se ha convertido en el tablao flamenco de los hijos bastardos de Harpo. Las niñas locas de Lauren Postigo. Unos tendiendo la garra muerta de Charlton Heston hacia el botón nuclear y otros poniendo piedras de linde en el Canal de la Mancha. Y triunfan. Lo mismo que aquí en España, ese tuit que nos recuerda que votamos al más tonto como delegado de clase para echarnos unas risas. Cuanta más gente conozco, más me gusta mi perro, y no tengo. Mec mec.