miércoles, 11 de enero de 2012

PRIMERO VINO EL PAPA, AHORA LE TOCA A DIOS

Después de la pasmosa constatación de que estamos en manos de beatas, monaguillos, torquemadas y botafumeiros, no me queda ninguna duda de que está a punto de aparecérsenos la virgen encima de alguna higuera de Madrid. Por lo pronto, me he puesto a estudiar para pastorcillo borracho. Y si no la virgen, quieras que no una telonera, que venga el jefe en persona. Dios por la zona de Azca o por el Barrio de Salamanca. Dios a ver a los suyos y mirarles los libros de cuentas. Dios de una puta vez y nos callamos la boca... Como el pobre Christopher Hitchins, arriba. Hay que leer ya su ensayito "Dios no es bueno". La primera en toda la frente.

 
<