viernes, 1 de febrero de 2019

¡GUAIDÓ, GUAIDÓ, A CASA A DESCANSAR...!


Venezuela estará mal, pero tampoco se arregla con una marioneta que se autoproclama (¡una marioneta!) presidente del país. Localicen al dueño de la mano que le infunde vida por atrás y se van despejando dudas. Sólo hay que ver los aplauden a la marioneta para darte cuenta de que, sea lo que sea a lo que se oponga el juguete, siempre será mejor (Bolívar, Chavez o Maduro, esa decadencia). Razonamiento por exclusión, creo que se llama el proceso mental de preferir una votación a un golpe de estado.