jueves, 10 de noviembre de 2011

SIGUE EL DESFILE DEL 20-N

Los que llaman a su programa en Onda Cero para participar se presentan como Fósforos (forofos) y, últimamente, como Creyentes (supongo que "seguidores"). El Halcón de las Ondas, Carlos Herrera, tiene la virtud de ser profundamente apátrida de su pasado / orígenes, si no le convienen, y tremendamente Patriota a lo Gordo a la hora de "levantar" España (aunque sea sólo de la cama) y de despotricar contra cualquier hecho, iniciativa, error o acierto de la izquierda. Su zalamería con banqueros, empresarios y líderes fascistoides es sencillamente repugnante. Su indepencia editorial también es discutible cuando firma esas improvisadas arengas matinales en las que el populismo roza la sexualidad, el paternalismo el incesto. Le sigo por aquello de la ducha de odio... Pero también por algunos de sus asalariados (Carlos Latre, p.e.). Le salva un poquito su sentido del humor, su pasión por la comida y la bebida (salvo la leche y derivados)... y, llamémosle, su "enfermiza e infantiloide pulsión escatológica". Me gustará verlo de majorette tras el 20-N. Será la única que haga el desfile cagando como los caballos y sin darse la menor importancia.

1 comentario:

  1. Tuvo la suerte de cara con lo de Mariló y metió la pata al poner el rostro en una lata de atún. Por lo demás, no le concedo ni la ducha de odio.

    ResponderEliminar