jueves, 19 de julio de 2018

LA PUNTERÍA DE LA GUARDIA CIVIL


Suceso en un pueblo de Santander.
Dentro de la casa, un drogadicto atrincherado y armado, un tal Simón.
Cruce de disparos con la Guardia Civil. 
Simón salió descojonado de risa.

2 comentarios:

  1. Pero...¿acaso disparaban con un rifle de perdigones ?...
    Todos a la óptica ¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Risa..., ¿de qué? No se ven los trescientos impactos que entraron por el ventano negro y que hicieron astillas el armario de caoba de la tía del insurgente. Cuando se le tiene tirria a la Benemérita se escribe cualquier ocurrencia.

    ResponderEliminar