jueves, 11 de mayo de 2017

LOS LIBROS DE TEXTO DE LA 3ª GUERRA MUNDIAL







A su manera, los terroristas siempre han tenido sus libros de texto. Unas veces era la Biblia, otras el Corán, acaso el "Mein Kampf" o incluso "La Guía Michelín". Pero lo habitual es que se pasen los apuntes de clase entre ellos: "Cómo fabricar una bomba", "Montar y Desmontar un Kalashnikov", "Secuestro de Civiles", "Asustar a cámara"... Hojas manuscritas y fotocopiadas que los terroristas estudian aplicadamente en la alta noche, a la luz de los incendios. Viva la didáctica. Salvando el famoso "Manual de Cocina del Anarquista", libro específicamente terrorista, con su letrita impresa y sus errores de traducción en las "recetas" (de onzas a gramos y de pulgadas a centímetros van ya muchos fiambres y muchos miembros amputados), hasta ahora no me había encontrado con un Plan de Estudios sistemático, con su editorial Álvarez detrás y su Cartilla Palau del terrorismo. De acuerdo, en los libros de texto del franquismo aparecían yugos, flechas, monjas, vírgenes, santas, santos y Pelayos, pero en la "P" me dibujaban un Plátano, no una Pistola... La comparación es triste, pero a cuento. Porque las imágenes de arriba pertenecen a los libros de primaria que estudian los niños en el Isis. Un Estado Terrorista con su editorial. Si en un bolsillo tengo tres granadas y en el otro cinco, cuántas gran... ¡Boom! A ver, otro voluntario a la pizarra... Te crías con eso en el colegio y, con un poco de suerte, de mayor estás muerto. Te educan con eso y los deberes que te llevas a casa son invadir Estados Unidos con macarrones y la redacción "¿Qué es para ti el Cuello a un Infiel?". Y esos entrañables recreos con los niños chillando alegremente como gaviotas y es que se están matando a cuchilladas entre ellos porque repasan para algún examen... "Papá, ¿en qué colegio me has matriculado?" "En el mejor, Ahmed. ¿No te gusta el dibujito que ilustra la palabra 'woman'?" Casi lo más terrorífico de esas páginas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario