sábado, 8 de noviembre de 2014

CON PERDÓN DE LOS PAYASOS


Lo peor no es que te pillen metiendo la mano en la caja para irte de juerga; lo peor es insultar la inteligencia de la gente diciendo que te ibas dos veces al mes a Canarias desde Extremadura para trabajar con un pibón colombiano * (Olga María Henao). Esto es, para reunirte con ella 32 veces al año. Exclusivamente con ella. Que luego parece que hay otro pepero de menos galones (ya dimiso) que también se reunía exclusivamente con la misma y por idéntico asunto laboral. Y vete tú a saber quién estaba trabajando de verdad, con su tarifa y esas cosas, que no quiero yo malmeter y la vida en la carretera es muy mala... Seré tu amante bandido. Seré tu amante elegido. Electo. Yo. Ay. Votación malherida. El corazón que a Tenerife va... Para luego llorar en pantalla. Rodeado de los mismos buitres que, probablemente, han aireado el tema de los preservativos con una hora menos porque te tienen manía y no supiste opinar disciplinado en el tema del aborto. Pero cómo no ibas a piar, tú, el profiláctico, con la familia virtual numerosa que estabas sembrando en cada vuelo de trabajo... Hala, Monago, a dimitir, que esta coalición fuera del matrimonio popular ya sí que no te la perdonan... Ni nosotros. Las pelas que ha costado cada billete, una encimica de otra, y para becas de comedor, que a los niños extremeños también les gusta la carne. Y no, no es incalificable lo tuyo. Tiene nombre. Y adjetivo calificativo. Como te diría tu paisano Robe (no es un imperativo, cálmate), el de Extremoduro: "So payaso". Con perdón de los payasos. Ya te puedes poner como te pongas. Con mi pasta no, mira.

video

* Y no venezolano. Gracias, María Jesús.

4 comentarios:

  1. Cuanto más enrollados los peperos, más pu....

    ResponderEliminar
  2. No seas despiadado, Lob, que si nos esperase a nosotros en las Afortunadas un pibón venezolano de aquesta guisa (la carne trémula, el órgano palpìtante, los remos iniciando gradual apertura), no íbamos a ir 32 veces al año, sino 132. Monago fue poco, pero habría que haberle hecho un scanner de las endorfinas y un hormograma de la parte de abajo que explicara semejante mesura y comedimiento. A lo mejor es del OPUS y le quedaba un resto de mala conciencia por pecar, aunque fuese tan poco (mía tú que quedarse en 32...) Que obnubilado por el panorama no haya caído en la cuenta de que el camafeo había que pagarlo con los caudales propios, se explica por lo que vengo diciendo: es un pibón venezolano que quita el sentío. Peor fue lo del infecto Guerra, que se pidió un Mystère, por no perderse una corrida bastante más prosaica que las del buen Monago.
    Piedad, misericordia, comprensión, Lob, es lo que hemos de procurar con nuestros hermanos descarriados, que Zeus Palmípedo tampoco pagó las tasas veterinarias cuando se cepilló a Leda. Y estos dioses nuestros también tienen sus debilidades.
    El amor es ciego y olvidadizo, Lob. Debieras saberlo por experiencia... mía.
    Saludy leña al monago.

    ResponderEliminar
  3. Colombiana. Y, efectivamente debe ser una mujer muy completa porque luego ha tenido otro novio pepero ( que ha dimitido). Con la poca afición que tienen a dimitir (y a pagar viajes a Canarias de su bolsillo), Olga lo va a tener difícil a partir de ahora....

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la precisión, María Jesús. Galleguiñaa, ¿eh? Muy xeitosa.

    ResponderEliminar