jueves, 6 de febrero de 2014

LOS MALOS SIN DISIMULO


Qué hay que tener en la cabeza para pensar que el PP no es lo suficientemente reaccionario para ti. Qué búnker con troneras haciendo la sinapsis entre tus neuronas para querer más intolerancia burra y totalitarismo cinco jotas. Hormigón de central nuclear, en el caso de Vidal Quadras, que es físico de la cosa. Así que no es por falta de inteligencia, sino por un problema de miras (mirillas de tronera) y, básicamente, por un problema de corazón. Una sístole chunga en el Valle de los Caídos y una diástole ronca en el general de la guardia civil que quería mandar a Cataluña si la gente seguía manifestándose a favor del referéndum. Porque a Vidal Quadras se le nota que es malo malísimo en la voz. De la derechona rancia y malvada en la voz. Ese galillo y ese bisbiseo cuando dice que se va del PP por un problema de democracia interna. Y con esa voz, no es porque quiera más democracia. Ni mucho menos. Ninguna. El vicepresidente del Parlamento Europeo (para que nos demos cuenta del fascismo que campa por Bruselas) no quiere más democracia, sino más Nación Española, menos aborto y más Guardia Civil enchironando a la gente que se junte en grupitos de tres. Para eso han abierto la carpa del alzamiento y la han llamado VOX, el partido político de la gente a la derecha de la derecha de la derecha. Ultraderechistas, por lo tanto y por la gracia de Dios. Y le ponen el nombre de concurso televisivo, La Voz, en latín, pero no engañan a nadie. Es la zarza ardiente. Es el oráculo. Es el Dios del Antiguo Testamento con su altavoz (alza-voz) para dirigirse a los miserables humanos. Y, por supuesto, es la voz cavernosa y afilada de Alejo Vidal Quadras asomándose al panorama político de la Tierra Media de España como el ojo de Sauron, pero en acústico. Tan de Mordor el colega, que se me pone fosforescente la mano de votar, como la espadita de Frodo cuando andaba un orco cerca. Hablando de lo mismo, o parecido, es que si Darth Vader quisiera fundar el partido del Imperio con el apoyo de algún secuestrado por ETA, también le pondría VOX. Y con las mismas, mi voto también sería un pictolín en la urna. Para los malos sin disimulo.

2 comentarios:

  1. Demasiado han aguantado la farsa democrática. Ellos disfrutan en su dicta-dura

    ResponderEliminar