martes, 21 de enero de 2014

LA ORGÍA DE LA REFORMA LABORAL


Es un gusto lo bien que llevan en la república de arriba los asuntos de faldas de sus presidentes. Ya fuera con Sarkozy y la modelo cantante, o ahora con Hollande y la actriz del cantazo (los dos practicando el sexo oral en la ilustración superior: obsérvese el ascendente de Julie Gayet sobre el descendiente de Napoleón III). Les importa, sí, pero no se estremecen los cimientos del estado más allá de los cimbreos del coito comme il faut. Todo lo más preguntan educadamente a quién deben llamar "primera dama" después de cada fin de semana loco de su presidente. Por protocolo. Por quitarle la silla a la señorita que estaba y ponérsela debajo del culo de la nueva que señale el jefe. Plop. Voila la primera dama. Tre jolie. Adúltero, casquivano y picaflor, mais le president. Por un imaginar, y sacando del asunto al rey y sus correrías de testosterona, me puedo imaginar qué pasaría aquí si se le descubriera un affaire o asuntillo erótico festivo a nuestro presidente a la violeta (lejos de este blog recordar por qué le llamaban "La Trotona" en sus tiempos de estudiante). "Por adelantar acontecimientos", si no es con un varón, olería a montaje para subirle un poco la popularidad al mingafría. Así que sería con alguna damisela más joven que él y que se prestara al truño. Alguna viuda cristiana falta de cuartos o similar. Sorprendidos en algún pazo gallego o en algún yate igualmente gallego. Sorprendidos en algún recio parador de turismo, Segovia o alrededores. Foto a través de la ventana de la habitación. Ella quitándose la mantilla y él las pestañas postizas. Mon dieu, el Hola! Nuevos aires en la derecha española. Adulterio moderno. Divorcio express. Presidente machote. La caverna lo celebraría con una borrachera de titulares como el desvirgamiento de un recluta en un burdel. Y sube la valoración del follador en las encuestas, salvo alguna cosa. Esto por un lado, pero lo otro, el escandalo sin amañar, esto es, una verdadera indiscreción del presidente con algún chulazo varón por esos chaletes pecaminosos del Pardo, con su reportaje fotográfico explícito en todos los cantares, no tengo la más mínima duda de que acabaría de una vez por todas con su gobierno de mierda. En pleno. No dura ni una semana de desmentidos, montajes, homosexualidad patente, infidelidad contranatura e hipertensión fascista. Una lástima que no haya visos de que una cosa así suceda, dado el talante de olla express sin pitorro que va acumulando el impresentable. En esa represión de Rajoy cualquier psiquiatra te explica un gran número de medidas que ha tomado el presidente neurótico por las bravas. Porque ya me dirán ustedes por donde desfoga este registrador de la propiedad en excedencia, si no es por la vía de sublimar el sexo dándonos por saco a todos los españoles. ¿Qué es la reforma laboral de Rajoy sino una orgía sodomita? Sublimada, pero orgía. Orgía, pero sodomita. A este tenor, y con casi peor autocensura que con la casa real, no he visto ningún chiste al respecto. Ni en el Jueves, que se está quedando en un Lunes nublado por la tarde, ni en las viñetas más atrevidas de Vergara o Fontdevila. Qué gran diferencia con la prensa satírica de la república de arriba, oyes.


3 comentarios:

  1. 1) “Al barbado ladrón la tercera pena le espera (irrumación)”.
    2) La sátira española prescinde de vejigatorios.

    ResponderEliminar
  2. debe ser que el poder tensa los músculos

    ResponderEliminar
  3. Pues fíjate que yo dudo que todo el pleno de este ejecutivo de merde se fuese al traste por un asunto-impensable bien lo sabe dios, el suyo que es el más mejor de todos-de faldas y a lo loco, viendo lo que ocurre en este notre pays, donde todo les es lícito y se pasan por el forro la penuria del populacho indigno.
    Pero oye, que sí, que ojalá tuviese este remilgado y algunos más de sus otros remilgados, algún affaire que pudiese lanzarlos a la conchinchina!
    España es asín...
    Besos.

    ResponderEliminar