viernes, 17 de enero de 2014

EL MEJOR PEDO DE LA HISTORIA DEL CINE


"The Wolf of Wall Street". La película de los chulos de puta de las agencias financieras norteamericanas, donde lo mismo te enseñan la mejor manera de vender un boli, que asistes a cuatro o cinco secuencias de las que te dejan completito. Cuatro, cinco o seis secuencias rodadas con genio, interpretadas con genio y resueltas con genio. Antológicas. Pienso en la entrada del prota en un chamizo de acciones a centavo. Pienso en la visita a su yate de los dos agentes del FBI. Pienso en la discusión en la cama entre el prota y su mujer. Pienso en algunas otras más, pero, sobre todo, estoy pensando en la secuencia del pedo de los dos barandas de la agencia. El prota y su colega. Dicaprio y Donnie Azoff. No sé cuánto pudo durar. Diez, quince, veinte minutos. La volveré a ver con toda seguridad. Se han rodado muchas secuencias de borracheras, pedos, flipes y delirios de los protagonistas, pero creo que estamos en presencia de la secuencia de subidón más divertida, brutal y estremecedora de la historia del cine. Con toda la película, una escena escrita por Terence Winter. Sí, las escenas como esa también hay que saber escribirlas. El mismo guionista de Los Soprano y Boardwalk Empire. Con toda la película, una escena dirigida por Martin Scorsese. Sí, las escenas como esa también hay que saber dirigirlas. El mismo director de Taxi Driver y ¡Jo, qué noche! Aunque sólo fuera por ella, a Leonardo Dicaprio deberían darle un manojillo de Oscars. Y a Scorsese un abrazo de una semana entera. Qué par de dos. De tres, con Azoff. No sé si está nominado, pero también un manojillo de Oscars y otro abrazo largo. Va a ser el primer pedo que se estudie en las escuelas de cine como si estuvieran en misa.

2 comentarios:

  1. No he visto la película pero, si tú lo dices, deber ser un pedo antológico.

    ResponderEliminar