martes, 19 de noviembre de 2013

LOS SERRANO Y EL PP


En la normalidad de Los Soprano, su día a día, estaba una contrata de recogida de basuras en Nueva Jersey, el Levante de Nueva York. Su trantrán de mafia sobre el que se iban hilando los patos, los descuartizamientos, el psicoanálisis, los descosidos de la familia y los enemigos cosidos a balazos. La adjudicación de una contrata de recogida de basuras a Toni Soprano y los necesarios concejales corruptos del ayuntamiento. Ni en el borrador más disparatado de David Chase se incluía una trama en la que los compañeros de partido del concejal corrupto al que han pillado con el carrito del helado, o el mismo alcalde, pidieran el indulto para el delincuente de sus filas. Es lo que está pidiendo el Partido Popular para el exalcalde de Torrevieja, Pedro Hernández Mateo, condenado a tres años de cárcel por adjudicarle la contrata de basuras a los Toni Soprano de la zona a cambio de los consecuentes dinerales para sí mismo y su banda de diputados. Prevaricación, tráfico de influencias, falsedad documental... Todo ello demostrado y sentenciado. Y en aras de la transparencia y de la confianza en nuestros representantes públicos, los populares de las cortes valencianas solicitan, primero, el indulto, y, segundo, que su delincuente amigo no ingrese en prisión a la espera de la esperable concesión del indulto. Sinvergoncería y doble salto mortal sin red de la banda de criminales que nos gobierna. Como con Camps, Fabra, Zaplana y compañía, lo que pasa en el Levante se queda en el Levante. Pero es curioso lo de las contratas de la recogida de la basura y sus adjudicaciones digitales. Torrevieja, Toledo, Madrid... Me recuerda a esa condición que ponía no sé qué partido serio en Islandia para poder militar en sus filas: haber visto todas las temporadas de The Wire. Alguno en el PP lo tuvo igual de claro en su momento, pero con las tramas de Los Soprano: ni un sólo alcalde fascista que no sepa al dedillo cómo adjudicar contratas a empresas mafiosas a cambio de un tanto por ciento desproporcionado. Qué casualidad que todas esas empresas aparezcan en los papeles del chivato Bárcenas. Qué casualidad que ningún pepero haya trabajado de guionista en Los Soprano. ¿Pedir el indulto para el alcalde del cazo con las basuras de Torrevieja? Eso es de Los Serrano. Y lo de que no se haya despedido a ningún barrendero después de la huelga de la limpieza en Madrid sea gracias a la reforma laboral (Mrs. Bottle dixit), también. Su recogida de basura. Su entrega. Canallas y cutres. Cutres y canallas. Tanto monta, monta tanto, en España está pasando.

1 comentario:

  1. Oye, y no se sofocan. Dirán que ya están achicharrados, digo archiforrados.

    ResponderEliminar