martes, 5 de noviembre de 2013

LO PEZ QUE ESTÁ VIEJO Y LO VIEJA QUE ESTÁ LA IGUANA


De un modo digamos espiritual estamos ante el rostro de un delito de cohecho, tráfico de influencias, fraude fiscal, asociación ilícita, blanqueo de capitales y falsedad. Un político. Un ministro B de comunidad autónoma. El típico consejero/funeraria. De los que se lo llevan muerto. El típico consejero/mendigo. De los que ponen el cazo. El típico consejero de perfil egipcio. De los que pillan por aquí y pillan por allá. El típico consejero/panadero. De los de dame pan y llámame tonto. Alberto López Viejo, el brazo derecho de Insurance Aguirre durante muchos años y, de repente, oh, sorpresa, un delincuente con cinco millones y medio en Suiza y hasta arriba de imputaciones en la trama Gürtel. Un político que sacar inmediatamente fuera del globo. Un lastre con traje de Armani. Y gritarle a todas las gaviotas y a quien pueda oírla que ha sido ella la que se ha dado cuenta de que era un golfo impresentable y que ella misma mismamente ella es la que lo ha denunciado a la justicia, oyes. Casi cuatrocientos contratos de la comunidad de Madrid con la trama mafiosa de las empresas Gürtel durante años y Esperanza Aguirre que no sabía nada. Oyes. ¿Pero no obedecía órdenes directas suyas el consejero Alberto López Viejo? ¿Mías? ¿Yo con los corruptos? La viñeta estupenda la pone hoy el genial Manel Fontdevilla, desde eldiario.es:

Esperanza Aguirre, chiste de Manel Fontdevila

"Sin en cambio" ella está dispuesta a colaborar con el juez en todo lo que le pregunten sobre la trama Gürtel, su implicación en los contratos y el grado de conocimiento que tenía de toda "la mierda". Tan dispuesta, tan colaboradora y tan entregada a la justicia... que se acoge al derecho abusivo de los políticos de no dar la cara y hacerlo por escrito, eludiendo así preguntas no previstas, careos comprometedores y, sobretodo, el pringue de esa foto en los juzgados entrando a decir que el carrito del helado no es suyo, que alguien lo ha puesto a su nombre por hacerle una faena y que la foto del salpicadero con todos los consejeros mirándola con amor: "Mamá, fórrate con cuidado", es un montaje del PSOE. Una actitud la de Insurance Aguirre que, a mi vez, me recuerda otro chiste, uno que tiene a dos novios en pleno flirteo:

-Antoñita, yo por ti subiría descalzo a la montaña más alta, bajaría a la cueva más oscura, me pelearía con el león más fiero, te traería la última cereza del mundo aunque tuviera que comerme a bocados al dragón que la estuviera vigilando, Antoñita, de lo que yo te quiero a ti, mi vida.
-Oioioi, qué cosas más bonitas me dices, Paco. ¿Quedamos mañana, entonces?
-Si llueve no.

Y otra vez la iguana fuera de la jaula.

(De la ilustración de arriba, obsérvese el realismo con el que he intentado pintar el dedo con el que López Viejo decidía los contratos de su negociado) 

3 comentarios:

  1. Suponía que su quiste (preferente) era otra cosa.

    ResponderEliminar
  2. http://ensenadaderiazor.blogspot.com.es/2013/11/de-minero-ministro.html

    Los hay peores y más arriba.
    Pero la inmaculada túnica de Aguirre nunca consentirá que la salpique la mierda...si no supiéramos...

    ResponderEliminar