lunes, 13 de febrero de 2012

BRICOLAJE PARA HACER UNA TRINCHERA PERENTORIA

Aprovechando la magnífica oportunidad que nos dan los tiempos y siendo fieles a la voluntad de servicio que caracteriza a este blog, he aquí unos consejos prácticos de bricolaje para disfrutar ya de nuestra propia Trinchera Perentoria.

DEFINICIÓN: Perentoria es toda trinchera urgente y necesaria. A diferencia de las Murallas de Ávila o la de Ana Belén, toda Trinchera Perentoria es apremiante, habitable y justa.

PASOS A SEGUIR:

1. Excávese una zanja entre el enemigo y lo que usted más quiera.

2. Rellene un buen número de sacos de arpillera con sus principios y sus terquedades más duras: Derechos Humanos, Libertad de Expresión, Fraternidad Universal, etc.

3. En el borde que afronte al enemigo eleve una o varias filas con estos sacos terreros dejando cada tanto un hueco por donde poder disparar sus convicciones a discreción.

4. Sobre esos mismos sacos terreros, y a la manera de alambre espinoso, coloque un hilo musical disuasorio y reconocible a distancia: "El Muro (Pink Floyd)", "Requiem (Mozart)", "Paris (Supertramp)", "Creedence Clearwater Revival", "Bob Dylan", "José Alfredo Jiménez", "Los Enemigos", etc,

5. Pertréchese con alimentos básicos de larga duración: "Un Mundo Feliz", "Humillados y Ofendidos", "1984", "Rayuela", "Viaje al Fondo de la Noche", "La Vida Breve", "Trópico de Cáncer", etc.

6. Organice un botiquín con sus mejores recuerdos.

7. No escriba ninguna pancarta más.

8. No flaquee si ve que su Trinchera Perentoria es la única.

9. No se amedrente cuando compruebe que el enemigo dispone de helicópteros.

10. Dispóngase a dar su vida como quien "nunca tuvo con la barbarie otro contacto que el estrictamente policial" (José María Álvarez).
(La ilustración de arriba está hecha de una fotografía de un tal Ramizani, en Afganistán: no se sabe si el soldadito americano salvó la vida o no; el objetivo de esta entrada es otro).

No hay comentarios:

Publicar un comentario