martes, 11 de agosto de 2009

VALERIO, OTRO MUERTO, LAZAROV


Ha muerto Valerio Lazarov, un pavo con el que creo que he trabajado en numerosas ocasiones. Y digo creo porque todo lo relacionado con él tiene un brillo sobrenatural de lentejuela y mierda que no me deja recordarlo con claridad. Con todo, no he necesitado apoyarme en ninguna foto para hacerle la pestilente caricatura de arriba. Creo que conozco suficientemente su jeta de mono con la mosca detrás de la oreja. Supongo, sólo supongo, que he sufrido su incompetencia, su incultura, su soberbia y su cohorte de lameculos; pero también he disfrutado, creo, de su dinero, de su falta de organización y de su complejo de inferioridad. Un tipo básicamente psicótico que sólo dejaba fluir el talento a su alrededor por error o despiste, aunque en las previsibles páginas panegíricas que vendrán no faltará, seguro, quien le tilde de precursor, revolucionario, sabio... Y su puta madre. Irascible, machista, misógino, prepotente, cretino y mediocre, lo tenía todo para infundir el pánico reverencial que convertía a un director de circo con criterio propio en un caniche adulador y desorientado. Lo vi con mis propias orejas, pero hoy está todo tan confuso... En una reunión directiva llegó a corregirme de viva voz un texto después de leer mi espantosa propuesta de enunciado para una pregunta de concurso. Su alternativa era fantástica, imaginativa, impecable. Escucha como se escribe, Lowon, oye a este rumano, que lo mío es mejor que lo tuyo, puestos en el divertido caso de que te pique un anélido en el pie: "Si estás de 'playista' en tus vacaciones..."


-Valerio, "playista" no es castellano -creo que le dije al vampiro.


-Sí. "Playista" se dice -alza sus cejas hacia toda la reunión, culos apretados y huevos encogidos bajo catorce corbatas tras la enorme mesa- ¿Verdad que "playista" se dice?


Y todos esos tiparracos con un sueldo de oro carraspeando acojonados y diciendo y asintiendo que sí, que por supuesto, que "playista" es perfecto castellano, cómo le vamos a hacer caso a ese tuerceletras de mierda que era yo, de pie y tan mal vestido con esos folios de chulo gafotas por delante.


-Todo lo más, Valerio, "bañista". Me valdría "bañista", y tampoco, que es muy anticuado. Pero "playista", por los cojones. Me cagondiós, quién ha escuchado decir "playista" antes, coño. ¿Estamos gilipollas o qué...?


Estaban. Gilipollas y encantados. Pero en la entradilla no fue "playista".


Ese fue mi último trabajo con él. Por eso y porque creo que llamé mala puta una mala mañana de caos a la mala puta de la zorrita perra con la que se había casado y que meses antes se pasaba por la zona de guión a sentar su minifalda de buscona encima de mis folios en la mesa, al lado del ordenador, por si caía algo, que hay que ser subnormal para pensar que con un guionista... En fin. Lo que le cayó a aquella chica Mango fue boda con su jefe rumano salido. Un braguetazo de pija putón con una única, aunque potente, conexión neuronal: de su chocho a la cartera más abultada de cualquier fiesta. Creo que el inmigrante rumano le regaló un descapotable plateado. Una pasta. Un bonomamada. Pero todo está muy confuso en mi cabeza y a lo mejor me lo estoy inventando (cómo va a ser tan trincona y manipuladora una mujer deficiente psíquica) y no hay malas putas (sólo una bellísima persona muy extrovertida cuando hay dinero cerca) ni realizadores rumanos analfabetos (de un voluntarioso gitano rumano escapado de un oso puede esperarse cualquier impropiedad, no seamos intolerantes). Un bicho perturbado con un concepto de España tal que se permitía hacer de sociólogo señalando con un boli de hombre del tiempo los menoscabos dentales de los aspirantes en algún casting y hasta obligando a que otra aspirante a putilla de circo o trotona jarrón se levantara la falda por encima de los hombros en el habitual casting postsobremesa para directivos borrachos de Tele 5 o de Primetime, mirad qué mofletes más televisivos tiene ese culito, ¿podemos ver ahora las paredes internas de tu vagina para por el caso si un casual de un programa nocturno de libros, María Encarnación? El único que siempre le puso las peras al cuarto a Vlad fue José Antonio Plaza, que en paz descanse, el Cecil B. De Mille español, también con sus partidarios y sus detractores, pero al que guardo en un lugar muy bonito y sencillo de mi corazón: fue el excéntrico y grandilocuente señor bajito que primero me pagó un millón de pesetas al mes por escribir unas barbaridades que, en su mayor parte, nunca llegaron a emitirse...


Y tú, Valerio, como siempre, ahora a por María Magdalena, que debe de estar en el infierno o alrededores, por algún plató perdido y sin acabar. Sabes que antes tienes que cargarte a su representante. No te costará nada. Lo has hecho tantas veces en esos programas tuyos de sin Dios...


Qué manera de lanzarme en el post. Qué manera de disparatar con invenciones y mentiras... Se ve que algo sí me afecta la muerte de este menda lerenda. ¿Cuándo empecé a tener tratos con él...? Joder. Hace más de quince años. Con razón lo tengo todo tan confuso y oscuro, señor juez. Entienda esta entrada en mi blog como un ejercicio literario de esclavo recién liberado. Mis respetos a su memoria. Mis respetos a la viuda. Mis respetos al descapotable. Que alguien le diga a Elsa Baeza que se murió su ex rumano, trampolín a la gloria. Por cierto, el papel de santón que todo lo sabe del puto circo lo ejerce hoy en día Globomedia, así en general, como la CIA en Bagdag y creciéndole los talibanes en "Vaya Semanita", en "Muchachada Nui"... Globomedia y el atorrante soplapollas de Emilio Aragón, el Cardenal Cisneros baboso de Contreras... Oh, de nuevo vuelve todo a estar tan confuso, señor juez... Sirva de eximente que me voy a Portugal y que le den por culo al funeral (que será para grabarlo, madre mía...).

3 comentarios:

  1. Una cosa hay que reconocerle, chaval: tenía muy buena letra pa firmar los cheques... ¡¡¡Que pongan una casa putas en el VIPs de Torre Picasso en su honor!!!

    ResponderEliminar
  2. Extraordinaria vomitona, Lowon. Extraordinaria. A la salud del difunto.

    ResponderEliminar
  3. vale y voto, me recuerda no se si con o sin sentido a un compañero de equipo de lazarezcu, jugaba de 10, no? alla por 98 nos mando a dormir temprano, como hacen los rumanos cuando la tarde se empieza a cubrir con la niebla.

    ResponderEliminar